Gula

A veces, sin querer, una persona puede confesar involuntariamente ciertas aficiones que preferiría mantener ocultas. Me pasó el día de hoy conversando por messenger con mi compañero Arkantos* quien, en una inocente conversación informativa sobre la circuncisión, termina confesando un terrible deseo que mantenía, hasta hoy, en sumo secretismo.
A continuación les presento fragmento de esta conversación para que opinen ustedes mismos:

Arkantos dice: ¿...y entonces cuando te haces la circuncisión te queda menos sensible?
Schattenmann dice: Así es, mi estimado. Una vez que se corta parte del prepucio, el glande al quedar descubierto se hace menos sensible debido a que le crece una nueva y delgada capa de piel.
Arkantos dice: Entiendo. O sea que uno duraría más, ¿verdad?
Schattenmann dice: Efectivamente.

Cinco minutos después, mi compañero vuelve a iniciarme la conversación:

Arkantos dice: Oye, me ha dado hambre.
Schattenmann dice: ¿Hablar de penes cortados te ha dado hambre?
Arkantos dice: ¡Jajaja! No. Ya tenía un poco de hambre antes de iniciar la conversación.
Schattenmann dice: Pero ahora, mientras hablábamos de penes, se te incrementó el hambre, ¿no?
Arkantos dice: Ahh... deberá ser que como ha pasado más tiempo, el hambre se me ha incrementado. Es algo natural.
Schattenmann dice: O sea, ¿me dices que el hambre se te ha incrementado independientemente del hecho de haber estado hablando de penes y prepucios mutilados?
Arkantos dice: Exacto. Yo ya estaba predispuesto al hambre.
Schattenmann dice: Entonces, ¿estando predispuesto al hambre decidiste de repente tocar el tema de los penes?
Arkantos dice: Pues sí. Eso debió ser.
Schattenmann dice: Así que tenías tanta hambre que decidiste hablar sobre penes.
Arkantos aparece como no conectado, es probable que no conteste.

Y así, lamentablemente, terminó nuestra conversación. Me gustaría creer que mi compañero sufrió de un percance que lo obligó a retirarse de la conversación, mas no que haya huido cobardemente. En todo caso, luego de leer ello, he confirmado mis sospechas: Arkantos es maricón y punto.


* Por cuestiones de seguridad/privacidad/vergüenza se usará el seudónimo de ambos.

2 comentarios:

  1. Que cabro que es Arkantos, eh...

    ResponderEliminar
  2. Que maldito, seguro que siempre le haces esas cosas a "Arkantos"

    ResponderEliminar