,

iPod Attack

Que un iPod se convierta en algún tipo de monstruo y te ataque, es una cosa; pero de ahí a que utilice la música que tú mismo has puesto en él y que éste la utilice para atacarte, es muy distinto. Por lo menos, la segunda opción me parece mucho más probable que la primera, por lo tanto, mucho más temible.


Situaciones como ésta, me hacen agradecer no haberlo comprado nunca.

2 comentarios: