Para quienes celebren esta fecha y, peor aun, lo celebren dentro de un ridículo disfraz, que sepan que me ha llegado al correo por culpa de gracias a Sherly una serie de disfraces tremendamente horrendos pero sí, quizá, algo originales.
Cito directamente lo escrito por ella en su mensaje:

Próximo el 31 de octubre, día de Hallowen, día de los sofritos de películas de horror, día en que la iglesia llama hereje a medio mundo y día en que los padres dejan salir a sus mascotas disfrazadas, digo hijos. Aquí algunas sugerencia [sic] de disfraces, para los poco imaginativos, para los flojos mentales que prefieren las ideas dadas a pensar en una, o para aquellos que, leyendo tanto a Homo stultus, su daño cerebral a sido [sic] tal que, no les queda ninguna neurona sana de la cual emerja a la luz una mísera sugerencia de que [sic] ponerse el 31 para salir a las calles a pedir golosinas y mostrar, tremendos manganzones, lo infantiles que siguen siendo.

Y de una vez por todas, empezamos con los disfraces de...

Padre pedófilo*
*disculpar la redundancia

Pareja ridícula

Pareja aun más ridícula

¿¿¿???
(No, no es un brócoli)

¡¡¡¿¿¿???!!!

Eso es todo —por suerte—. Yo, en cambio, preferiré algo más original como, no sé, vestirme de mí mismo o sino de un muy apuesto joven —aunque ya muchos estarán cansados de verme este disfraz todos los días—.
Tras cuarenta años de vegetarianismo, Max Berger se disponía a participar de un banquete de salchichas de cerdo, jamón, bacon crujiente y pechugas de pollo a la plancha. Max siempre había echado de menos el sabor de la carne, pero sus principios eran más fuertes que sus ansias culinarias. Sin embargo, ahora era capaz de comer carne sin cargo de conciencia. El jamón, el bacon y las salchichas procedían de una cerda llamada Priscilla a la que había conocido la semana anterior. Había sido genéticamente diseñada para poder hablar y, lo que es más importante, para querer que se la comieran. Priscilla había deseado toda su vida acabar en una mesa, y el día de su matanza se despertó toda esperanzada. Le había contado todo esto a Max justo antes de dirigirse presurosa al confortable y humano matadero. Después de escuchar su historia, Max pensaba que sería irrespetuoso no comérsela. El pollo procedía de un ave genéticamente modificada que había sido “descerebrada”. En otras palabras, vivía como un vegetal, sin conciencia de sí mismo, del entorno, del dolor o del placer. Por consiguiente, matarlo no era más cruel que arrancar una zanahoria. Pese a todo, cuando le pusieron delante el plato, Max sintió un amago de náusea. ¿Se trataba de un simple acto reflejo, provocado por una vida de vegetarianismo? ¿O era el indicio físico de una justificable aflicción psíquica? Sobreponiéndose, cogió el cuchillo y el tenedor…

Por Julian Baggini

__________
Visto en Papelenblanco
Conversación entre un hijo y una madre luego de que ésta le preparara el desayuno:

Madre: Cualquiera dice gracias.
Hijo: Pero si todavía no lo pruebo.
Madre: ¿Y eso qué tiene que ver?
Hijo: ¿Cómo que qué tiene que ver? ¿O sea que si está feo igual tengo que agradecerte?
Sueño #1

Cosas básicas como servir una taza de café pueden convertirse en un suceso totalmente angustiante. Tan sólo imaginar lo siguiente: servirás un poco de café en una taza, pero en vez de ver el chorro caer, sólo puedes apreciar una columna estática de éste, como si estuviera congelado, y de repente sientes el líquido caer sobre tus pies: has rebalsado la taza, pero no sabes en qué momento ya que eres incapaz de poder observar cómo poco a poco ésta se ha ido llenando.
Sales a la calle y sólo ves gente parada, detenida en el tiempo, pero que repentinamente ves cómo cada persona se transporta de lugar a otro: no tienes la capacidad de poder observar su desplazamiento.
Necesitas cruzar la pista, pero no te atreves: no sabes en qué momento un carro que nunca viste podría estar encima de ti.
Has perdido la capacidad de ver el movimiento debido a un derrame cerebral. Eres incapaz ahora de ver objetos moviéndose a través del espacio, y te das cuenta, pues, que es una habilidad que tú ignorabas totalmente, pero que ahora notas lo importante que siempre fue.
Te diriges a la casa de tu amada quien, por cierto, no sabe nada. Te recibe con una gran sonrisa, tal y como siempre lo hace. Tú aprecias ese gesto, pero inmediatamente rompes en llanto: si bien puedes ver su sonrisa, eres incapaz de apreciar cómo poco a poco ésta se fue formando.
Has perdido mucho.

__________
Und der Haifisch der hat Tränen
Und die laufen vom Gesicht
doch der Haifisch lebt im Wasser
So die Tränen sieht man nicht

In der Tiefe ist es einsam
Und so manche Zähre fliesst
Und so kommt es dass, das Wasser
In den Meeren salzig ist
Y el tiburón tiene lágrimas
Y le corren por la cara
Pero el tiburón vive en el agua
Así que las lágrimas no se ven

En las profundidades se está solo
Y tantas lágrimas fluyen
Y así, sucede que el agua
En el mar es salada

Rammstein, Haifisch;
Liebe ist für alle da (2009)
Hombre: ¿Entonces, y después de todo este tiempo que te he amado, sólo me utilizaste para perder tu virginidad?
Mujer: Sí...
Hombre: ¡Cool! ¿Y cuándo lo hacemos de nuevo?
Mujer: No se volverá a repetir...
Hombre: ¡Aahhh...! ¡Puta!
Conversations with
other Piña

Hace mucho tiempo, cuando cree este blog, tuve la esperanza, el sueño, de marcar un antes y un después. Tuve el anhelo de crear valores en todos y cada uno de nosotros y, especialmente, de crear conciencia social con todo lo que nos rodea. Desde entonces, ha pasado muchísimo tiempo y no he logrado nada de ello pues, he de admitir, que nunca fue mi intención; sin embargo, yo sólo quería iniciar esta entrada con unas muy bonitas palabras.
Lo curioso es que por caprichos del destino, se me ha presentado la oportunidad de dar a conocer una nueva medida ante aquel malévolo virus de la gripe porcina. Una oportunidad no de salvar el mundo, pero sí, quizá, de salvar miles de vidas. Y es que al transmitirse este virus a través de la saliva, hace riesgoso los usuales saludos a los que estamos acostumbrados: besos, abrazos o estrechones de manos. Así que la mejor medida ante ello es empezar con un nuevo saludo que conlleve un riesgo mucho menor consigo. Un saludo al que, por el bien de la salud pública, estoy dispuesto dar y, gustosamente, recibir (por suerte soy más de amigas que de amigos).

Nadie dijo nada sobre el virus y las
secreciones vaginales... oh, yeah!



Gracias a MYA por el envío, a quien además
le mando un gran saludo desde aquí.
No contento el ser humano con su necesidad de matarse entre la misma especie durante ciertas festividades bélicas conocidas también como guerras, empezó a tener un sentimiento sumamente generoso y decidió invitar a más seres al asunto. Entonces uno se pone a pensar como especie ¿a quién más podría hacer partícipe de mis fines autodestructivos? ¡Pues claro, a mi mejor amigo! ¡Al perro!¡humanos hijos de puta!—.
Así fue entonces como la Unión Soviética decidió entrenar a estos amigables caninos para destruir tanques alemanes. ¿Cómo? Sencillo: los perros no eran alimentados durante días, y se les entrenaba para buscar comida bajo los tanques. De esta manera, al ser liberados ya en el campo de batalla con una bomba atada sobre el lomo, estos irían corriendo hacia los tanques y cabarían hasta cierto punto en que finalmente explotarían.
En las veces que iban hacia el objetivo, eran muy eficaces y hasta temibles, ya que su pequeño tamaño y gran rapidez los convertía en un muy difícil blanco. Tanto así que se les ordenó a los soldados alemanes disparar contra cualquier perro que vean. Finalmente, y ante la aún dificultad de dar contra el blanco, se optó por usar lanzallamas.

Perro antitanque en acción

_________
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Perro_antitanque
Atrapar la moneda

Reglas:
  • Atrapar la moneda usando sólo la vista periférica.
  • La moneda ha de ser lanzada con dirección hacia
    el oponente sin que éste sea lastimado.
  • Gana quien más veces atrape la moneda.


  • Leyendo por allí y por allá en comentarios de diversas páginas, encontré una reflexión sumamente interesante en nopuedocreer, donde el personaje Pijus Erectus realiza el siguiente comentario:

    Si lanzasen esa bomba, los homosexuales tendríamos hijos con las lesbianas por inserminación artificial; todos tendríamos buen gusto para vestir y seríamos elegantes en las formas de caminar. Todos tendríamos mucho dinero y mucho poder adquisitivo, y sólo habrían trabajos agradables. Los ejércitos y las fuerzas del orden estarían formadas mayoritariamente por mujeres. Se acabaría el rugbi y el fútbol, pero triunfarían los juegos olímpicos a la antigua usanza.

    Los niños nacidos de inserminación artificial y que fuesen heterosexuales serían tildados de raritos; vivirían una infancia fustrada al sentirse diferentes, con moralistas que les castrarían psicológicamente al hablarles de la necesidad de reprimir lo perversa de su tendencia. En algún momento de su adolescencia se verían obligados a confesar, con gran vergüenza, su heterosexualidad. Los demás “compañeros” de clase los lincharían a ostias (o a pollazos) para “curarlo” a la fuerza. Se verían obligados a ligar con personas del sexo opuesto en guetos y en zonas underground, ganándose la fama de promiscuos y de pervertidos. Con el paso de los años, aparecerecería un movimiento hetero que lucharía por sus derechos. Los mayores insultos serían “machorrón”, “heterata de mierda”, etc. Hasta que al final, a base de manifestaciones y de exigir la igualdad, adquirieran el derecho al matrimonio, y se oirían comentarios del tipo “me voy de este país antes de que sea obligatorio ser heterosexual”. Con los años, algún científico inventaría una bomba heterosexual y en los blog se leerían comentarios del tipo: “Prefiero la bomba atómica, que sólo mata”, o “se acabarían las guerras porque nadie iría”.

    Yo personalmente prefiero ver un montón de fornidos soldados dándose por culo entre sí y a los del bando enemigo, que un montón de soldados violando jovencitas, matando ancianos y niños, quemando iglesias y destruyendo obras de arte. Será que la homosexualidad me altera el sentido común.

    Por Pijus Erectus
    __________
    Comentario original, aquí.
    Aracnofobia


    Inspirado por Lime en esta entrada,
    que a su vez fue inspirada por en esta otra entrada.