Sólo un día

Si Jesús sólo hubiera esperado un día en vez de tres, no mucha gente se habría enterado que murió:

— Ey, Jesús, ¿qué hay?
— "¿Qué hay?" Amigo, ayer me morí...
— Pues yo creo que hoy te ves bastante vivo.
— Verás, ayer morí en la cruz, me sepultaron, pero hoy he regresado: ¡es un milagro!
— ¿Eh? Sí, lo que digas, hermano...

(Dialogo con cual Barney le explica la Regla de los 3 días a Ted

0 comentarios:

Publicar un comentario