Silla de ruedas anti-hijos de puta

No hay nada peor en el mundo que perder la movilidad de tus extremidades inferiores aparte de perder la movilidad total de tu cuerpo, lo cual es doblemente peor—. Para ello se ideó hace mucho un artefacto muy conocido para que aquellas personas puedan aún desplazarse: la silla de ruedas. Sin embargo, este aparato tiene sus límites, y es que no puede transportarse por todo lugar, como se hubiera deseado. A pesar de ello, nunca falta una persona muy tonta o bastante hijo de puta que crea buena idea poner carteles guías como ésta:


Para ello se ha ideado una mejora a este artefacto móvil, la cual, gracias a unas orugas dícese de aquel sistema de cadenas similar al que tienen algunos tanques de guerra— puede andar por absolutamente cualquier lado y, especialmente, sobre el individuo a quien se le ocurrió magno cartel.

A ver ahora a quién se le ocurre jugarle una bromita a alguien sobre esto. Sólo creo que le hace falta un cañón o un par de metralletas.

6 comentarios:

  1. crap!
    Me encaaaaaaaaaantaaaaaa esa silla de ruedas, me regalas una para mi cumpleaños?

    ResponderEliminar
  2. Claro, siempre y cuando te rompa las piernas antes para tener motivos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, ya estoy en camino entonces.

    ResponderEliminar
  4. mi abuela tiene uno pero es el modelo antiguo

    ResponderEliminar
  5. chino, tu madre también tiene una. Se la tuve que comprar después de nuestra luna de miel.

    ResponderEliminar
  6. estoy en contra del uso de artefactos bvelicos

    ResponderEliminar