Sueños lúcidos

A veces nos pasa que en medio de una situación extraña nos damos cuenta que no estamos presentes en la realidad. Cuando esto sucede, rápidamente nos damos cuenta que estamos dormidos o muy drogados y todo lo que nos rodea no es más que fruto de nuestra mente o del alucinógeno que hayamos consumido .... Que sepas de una vez, voz inexistente de mi cabeza representada con letras cursivas, que el tema de esta entrada nada tiene que ver con los imaginarios estupefacientes que consumas, así que deja de tocarme las pelotas a cada instante Bueno, continuando con el tema e ignorando a la voz Cállate a menos que vaya con el tema Ok, lo siento un sueño lúcido se caracteriza por eso, por estar lúcidos mientras dormimos. ¿Y qué tiene de especial saber que estoy soñando? Que sencillamente podemos tomar el control de nuestros sueños haciendo lo que nos plazca, por ejemplo volar, tener poderes, tener sexo con quien jamás podrías tenerlo en la vida real... ¿En serio? ¡Es fantástico! Sí que lo es, y se siente todo real, muy real. Pero yo nunca he tenido uno de esos. Claro que sí. Se cree que todas las personas han tenido más de un sueño lúcido en su vida, pero debido a que la gran mayoría le resta importancia a sus sueños, terminan por no recordarlos. ¿Y puedo tener alguno a voluntad? Pues con mucha práctica se consigue, ya verás. Pasemos al siguiente párrafo.
Empezamos con un ejercicio que nos ayude a recordar los sueños, después de todo de nada te serviría tener un sueño lúcido cuando no lo vas a recordar, ¿verdad?. Es bastante sencillo. Nos haremos con un cuaderno, al cual llamaremos Diario de Sueños, y ni bien nos despertemos, apuntaremos en él absolutamente todo lo que recordemos, hasta el más mínimo detalle. Pasado un tiempo veremos que nuestra memoria irá mejor con este aspecto. Se recomienda seguir con esta práctica incluso después de recordar todos nuestros sueños a la perfección.
Hasta el momento sólo hemos visto qué es un sueño lúcido, cómo recordar los sueños y algunas conversaciones absurdas conmigo mismo, así que ahora pasaremos a lo realmente interesante. ¿Cómo lograr un sueño lúcido? Pues existen varias técnicas, pero las principales son estas dos:

Inducción al SL desde el sueño. Consiste en darnos cuenta que estamos soñando durante el mismo sueño. Es la más fácil, se podría decir.
Inducción al SL desde vigilia. Consiste en mantenernos lúcidos desde que nos acostamos hasta que alcanzamos la etapa del sueño. Es la que lleva más práctica, pero a la vez la más efectiva.

¿Quieres saber más? En la próxima edición de Homo stultus
sólo disponible desde tu proveedor de internet favorito

0 comentarios:

Publicar un comentario